Pasar al contenido principal
Loto

Loto, 2014

Comprar obra
Óleo sobre tabla
80 x 160 cm.
930.00€

Esta obra establece un paralelismo entre la vergüenza y lo socialmente establecido. Con una sonrisa, la figura muestra sus pies a la vez que caen las vendas al suelo. Desde un enclave feminista, se establece una metáfora en la que los pies de loto se equiparan a lo oculto y a la sombra de cada persona. Aquí, el acto de enseñar las vergüenzas y la liberación y aceptación propias con la que la figura lo hace, sólo se ven completos con la mirada del espectador, el cual rechazará o acogerá esa deformidad (a la vez social e íntima).

Los pies de loto es una tradición china de vendar los pies de las niñas para evitar su crecimiento. Realmente, el pie seguía creciendo pero se retorcía por la imposibilidad de medrar de manera natural. Con ello, se conseguía que la mujer no pudiese trabajar fuera de casa y que resultase más atractiva para encontrar un marido pudiente (ambos motivos son causa y consecuencia; a las niñas de clases más bajas no se les vendaban los pies para que trabajasen en el campo). Esta costumbre fue abolida en el año 1949.

El hecho de que la modelo no sea china elimina el caracter propagandístico de la obra y le aporta los significados que expliqué al principio.